CONSENTIMIENTO INFORMADO 

Lo primero que debes hacer cuando recibes a tu cliente es, darle seguridad y tranquilidad. De manera amable pedirle que tome asiento para que lea con calma y llene su “hoja de consentimiento informado”. Mientras tanto, puedes acomodar tu estación de trabajo, pues te llevará algo de tiempo hacerlo de manera correcta.

Asegúrate que la persona lea y comprenda la información de la hoja y que no nada más la firme, pues es importante informar a nuestros clientes para que nuestra labor sea mucho más sencilla y evitar problemas con los clientes a futuro. ¡Queda estrictamente prohibido atender a alguien sin que antes firme su hoja! 

Aprovecha y dale su hoja de cuidados y pomada. pídele que también la lea y te haga saber sus dudas.

Ir arriba